Qué es un blog, qué sentido puede dar a mi vida. Experiencia vital, una forma de expresión, de creación, puede ser un laboratorio emocional, un acto de narcisismo, una muestra de generosidad, simple curiosidad...Permitidme que lo descubra.

martes, 8 de febrero de 2011

TARDES VIOLETAS





Estas tardes violetas
que sostengo con cuidado
por miedo a que se rompan,
sospecho que no son mías.

Son de los que conocí, y ya no están,
son tardes violetas de recuerdo
y azules de templanza,
son los ojos de todos ellos.

Visitan mi horizonte,
contienen sus frescos alientos,
tienen todas las luces
de todas las miradas que amé.


Inmaculada Jiménez Gamero
SafeCreative
23 de Octubre de 2010

lunes, 7 de febrero de 2011

VUELA MI ALMA


                              

       Vuela mi alma
                       cargada de angustia,
                       en el ser de la mariposa.
     Vuela a tu lado
                       acercándose a tu ventana,
                       como cada día.
                       Flirtea entre los cristales
                       de la lejanía,
                       poniendo dos te quiero
                       con el vaho de mi aliento
                       entre el aire y los tejados.
       Vuela el desvelo
                       cada mañana
                       y lleva mi corazón envuelto.
       Vuela el amor más grande
                       nunca interpretado,
                       entre las torres de alta tensión,
                       saboreando las lágrimas
                       que siempre me trago.
        Vuela entre las alas anaranjadas
                       de mi cordura,
                       enjugándose de fantasías
                       y silencios locos.
                       Tomando respiro
                       con el oxigeno prieto,
                       de un alba contaminada. 
        Vuelo hasta allí
                       porque te pienso,
                       porque solo mi ausencia
                       podrá hacerte entender,
                       cual es mi amor.
                       Me paseo todas las mañanas
                       con aquel propósito nunca vencido,
                       que me lleva para verte,
                       con sus remiendos color desazón,
                       y su sonajero de vientre alado.
                       Desde esta fabrica de emociones,
                       solitaria, callada,
                       pero siempre vigilante.
                       Entre los nudos de mi estomago
                       lastimado y triste,
                       siempre querré volver
                       al pasado de puntillas
                       y verte jugar con las cosas
                       ya pérdidas.


Inmaculada Jiménez Gamero